EUROPA CLÁSICA

Si es la primera vez que visitas Europa, esta suele ser la ruta más atractiva para saborear un poco de todo en el viejo continente.

Madrid

La capital española suele ser un buen puerto de entrada para iniciar un recorrido por Europa por su ubicación, pero sobre todo por el idioma. No te puedes perder la Puerta del Sol, la Plaza Cibeles, el Palacio de Oriente, el Museo del Prado o la Plaza Mayor. Prueba unas tapas en el Mercado de San Miguel o en el Mercado de San Antón. Además es una excelente ciudad para ir de compras. Si tienes un par de días extras, puedes probar excursiones a Toledo o Segovia.

Luego en un eficiente tren rápido, te trasladas en 2h30m a Barcelona.

Barcelona

Barcelona, la famosa ciudad condal. Es la segunda ciudad más grande de España y tiene un encanto costero diferente, además de la gran influencia de Gaudí en la arquitectura. Tiene una cantidad interminable de bellos lugares por conocer, desde la Sagrada Familia, el Parque Güell, la Pedrera o la Casa Batlló, hasta La Barceloneta, el Camp Nou o Montjuic. No dejes de caminar por Las Ramblas o de entrar a comer a la Boquería.

En un vuelo de 2 horas aterrizarás en París.

París

La ciudad del amor no es una ciudad que necesite de mucha presentación. Hay atractivos turísticos para todos los gustos, edades y presupuestos. Imperdibles son el Palacio de Versalles, el Museo del Louvre, la Catedral de Notre Dame, el Arco del Triunfo, el barrio de Montmartre y el barrio Latino, y por supuesto ver el atardecer desde el Trocadero para contemplar la magnífica Torre Eiffel. No olvides probar los deliciosos crepés, los sandwiches en pan baguette y la tradicional sopa de cebolla.

En tren el viaje a Ámsterdam toma 3h15m. Si se quiere una opción más económica, está el bus, el viaje dura aproximadamente 8 horas.

Ámsterdam

La ciudad de los canales, conocida también como la “Venecia del norte”, tiene un encanto especial. No tiene grandes monumentos, sin embargo es una ciudad con mucha vida y mucha cultura. Vale la pena recorrer sus calles a pie o en bicicleta, pasear por el mercado de tulipanes, visitar el Museo de Van Gogh, la Casa de Ana Frank, conocer la famosa zona roja y por qué no? Entrar a uno de los coffee shops.  Si se cuenta con días extras, vale la pena ir a conocer los pueblos de los molinos como Zaanse Schans o una excursión de ida y vuelta a La Haya.

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s